BERENJENAS A LA HORA DE LA SIESTA

imagesGente, la gente hace cosas, muchas cosas, demasiadas, hace cosas increíbles y otras inútiles, desde mi punto de vista existen dos clases de personas, están los que calculan y los que no, yo soy de los que me la suda todo, así, sin más, pero me quedo estupefacta con los primeros, los numéricos, los de los céntimos, los que miran la rayita en la copa de coñac, los que todo lo colocan al milímetro, aquellos que contabilizan las  distancias, que se saben cuántos meses les dura el Ariel de la lavadora, recalculan las palabras, los kilómetros y hasta si me apuras  se miden el largo de los pelos de las pestañas, los admiro, se me abre solita la boca del asombro, son un contaplus automatizado día y noche, en cambio  a mí me gusta la contemplación, porque sí, el sin más, ya está, qué más da, es igual, ya se verá y así hasta el agotamiento, rozo la dispersión y el sin control.

Los observo, eso si lo hago bien, me encanta fijarme en el comportamiento de la gente, estudio sus movimientos, sus miedos, sus pequeñas trampas, me fijo y flipo, pero al mismo tiempo empujada por no sé bien qué, los imito, me fascinan y los imito, así que me engancho a sus manías, las pongo en práctica, pienso que así me irá mejor, que si otros lo hacen algún resultado obtendrán, no? Ayer salí del trabajo y paré en la gasolinera, en una nueva, en la de siempre tuve un percance, juré que no volvería a pisarla, pero eso lo olvidaré cualquier día que tenga prisa y me quede a mano, que siempre es la que me queda a mano…como decía, paré a que me pusieran unos litrillos a cambio de un pastizal, sí! está así la cosa, pero a mí no me van a fastidiar, yo con veinte euros voy solucionando, ya puede estar el petróleo dónde le dé la gana! Veinte euros y punto! El tema es que de pronto, CHIN! ! ! me dije “ nena! Pon el contador a cero, como hace todo el mundo, que luego no vas a saber cuántos quilómetros te duran estos veinte euros! y ale, contador al cero, y con esto empieza el proceso de análisis, y me digo, qué coño pongo a cero el chollo, si después nunca más vuelvo a mirarlo, y aunque lo mirase qué??qué pasaría? Que ganan los que hacen esto bien? Pues nada, desde mi punto de vista, pierden el tiempo, pero lo hago. Un día conocí un caso marciano, que incluso apuntaba el dato en una agenda…oooh dios mío….pa que!!!! lo que tienes que saber es el precio de litro coño! Que si luego vas zoupando (para los de afuera, pisando a fondo) te van a durar lo que a un nervioso la tapa de un boli! Pero yo como los imito, a esas gentes, pues los copio y así me quedo más tranquila, lo estoy haciendo bien, cualquiera que me vea dirá: que tía! esta es economista!

Otra cosa que hago por solidaridad social es hacerles creer (o no) a las peluqueras que recuerdo todo lo que me he hecho en el pelo, que recuerdo toda la gama cromática que me he tintado, y eso es imposible…si a las de treinta lo que más nos gusta en el mundo es hacernos cosas nuevas, así que les mientes, que se apañen, las peluqueras parecen detectar todo lo que ha pasado en tu vida con solo verte las capitas de tu melena, y una vez que entras en ese juego de darles la razón ya no puedes pararlo, y así le acabas relatando tus días, tus noches y hasta tus más ocultos folleteos…. Que sí! Tienen ese poder! Te lo sacan todo, empiezan diciéndote que si tuviste mechas en verano, y allá vas tú con tus mentiras… le dices que sí, que te las pusiste porque con el buen tiempo apetece…y además se liga más (mentira cochina) y le hablas del rubio aquel al que le iban las rubias…., pero luego…te dice que si también las has tenido californianas…pues también! Y le cuentas el rollito aquel de entretiempo que te dejó muerta hacia finales de la primavera…. Pero lo peor viene en el momento que ve en tu pelo un atisbo de color berenjena…ahí ya la has armado! Lo que pasa es que al final te quedas contenta, te ha puesto unos rizos como los muelles de una cama elástica…y a saber lo que se avecina!

Si esperabais una conclusión a todo esto, un resumen con las ideas globales, un desenlace bien estructurado, una moraleja con su hilo principal detalladito, pues no, os jodéis, no la hay, ya os digo yo que las cosas no pueden ser tan cuadriculadas, vosotros lo hacéis? Y de qué os sirve? Yo ahora me he quedado colgada, y estoy pensando en lo de la cama elástica y la berenjena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s