39 escalones

 

perdida entre paredes

 

¿Qué vas a hacer cuando seas mayor? Pregunta que flota en el aire hasta que los vapores estancados de los años que pasan la hacen colgar de unas paredes húmedas e inhóspitas, recubiertas de suspiros vividos tan solo a mitad. 
Cuando sea grande quiero perderme en el descontrol de esas 5 notas…“Lay where you’re laying, don’t make a sound…” afinando mis sentidos en una lejana habitación. En su penumbra, en el teatro de las sombras que se mueven ávidas y seguras en una oscuridad estudiada, dejaré mis sueños, mis esperanzas, mi cordura. Los haré rehenes de la pasión momentánea, esa que invade momentos que se harán eternos; esa que vivida a corto plazo da una perspectiva de futuro grande como un abismo; esa que destruye sueños sólidos y posibles, construyendo horizontes de fuego que queman tanto que es imposible alcanzarlos.

 (“All the commotion, and killer pain, it has people talking, they’re talking”

Cuando sea grande haré de la cultura imaginaria mi país y viajaré entre fronteras difuminadas y amigas, fotografiando con la mente los colores de puestas de sol escondidas por muros de mármol y cemento, por arcos góticos y arcadas de placer, distorsionadas por mosaicos bizantinos, vidrieras griegas y besos franceses.

(“The dark of the alley, the breaking of day. The head while I’m driving, I’m driving”

Serán los aromas los que guíen mi viaje, y al amparo de tu perfumen descubriré especias picantes y amargas que acompañarán bocados de salitre y meriendas de pino, arena en las zapatillas y carbones ardientes en el estómago.

Cuando sea mayor saltaré con una zancada esas 39 escaleras. Volaré en los colores del otoño, sin hacer ningún ruido. Me pararé en el aire, saboreando la locura de saber que crujirán alegres mis huesos y se convertirán en miles de prismas hechos de letras que se juntarán al azar para escribir una historia que no será la mía.

(“The soft lips are open, the knuckles are pale. It feels like you’re dying, you’re dying”)

Retumbando en una red de seguridad de hojas secas, viviré ese momento balanceándome al ritmo de una respiración lejana, suave y hermosa como las brisas de julio, embriagadora y temible como las mentiras de un borracho sediento de amor y verdad.

(“Hot as a fever, rattling bones. I could just taste it, taste it”)

 Y dejaré de planear, para aterrizar en esa confusión que llena mi ombligo y vacía mi mente, haciéndome vivir de fábulas que solo los niños grandes comprenden.

 (If it’s not forever, if it’s just tonight. Oh it’s still the greatest, the greatest, the greatest”

-PatriShaw-

Anuncios

2 comentarios en “39 escalones

  1. Magnífico señorita. Tú también tienes un don, el de saber construir mundos complejos lenos de sentimientos con las palabras.
    Un saludo admirado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s