YO YA NO SOY YO

 

¿En serio te lo crees? veo que lo llamas vida… ¿y ni lo dudas?

hablas sin saber de qué. ¡Loco atrevido! ¿no te das cuenta?

¡¡poco a poco te vuelves gris!! Tus ojos ya no alumbran

la credulidad te domina, logrará matarte

y esa vida tuya…

esa vida seria y consecuente, responsable y adulta

transcurre indecisa, descosiéndose, callada, insípida

IMPRECISA

SUMISA.

Parece un bibliotecario sombrío, que no sabe leer

dudo incluso que consiga respirar o que sepa soñar.

Eso que tú llamas vida

Se queda corta

¡¡Fúgate!!

Solo son firmes lazos invisibles

que van amoratando la voluntad

ojos desvariados, asimétricos

caras furiosas, rictus, espasmos

luchas enfermizas… falsas esperanzas.

Y todas esas voces que se escuchan

apuntalan los resquebrajados muros

De las decisiones demasiado reflexivas

razonamiento obvio, carceleras… ASESINAS.

Y yo, que me niego a dormirme entre periódicos

me veo obligada a ordenar facturas

dar las gracias a las cajeras

fichar cada día a las tres

y dormirme entre aburridas sábanas sintéticas.

¡¡NO!!

Me niego a alimentarme de quimeras

nada encuentro en lo que creer

las gentes grises, como tú

no me dejáis rasgar estos pesados ropajes.

¡¡¡Las palabras de los hombres son estúpidas!!!

Ojalá bailar con los pies descalzos

mojarme entera en los mares del Sur.

No necesitaría nada, no recordaría a nadie

y vivir yo misma y el viento

yo misma y los sentidos

un cosquilleo sobre la piel

un sonido entre los ojos

¿Soy yo?

Que planeo sobre casas y deseos

mi indiferencia los ahoga y los apaga

mientras aleteo, aleteo, aleteo

y me escapo tan lejos, tan lejos y tan ausente

que dejo de ser yo…

Y soy la arena en la playa

soy las huellas en los bosques

soy la presa del león, soy la lucha feroz

la salvaje respuesta de la tormenta

soy todos los tiempos y todas las voces

Y abandono un agujero profundo

muy profundo y muy oscuro

esas necias inquietudes de los mortales

inútiles, vanos anhelos que me encierran.

Abandono la búsqueda de lo absurdo

lo material, lo intelectual, lo engreído

y me escapo.

Yo ya no soy yo

soy la hierba mojada

soy la sonrisa de los niños

soy los campos, los mares, las cuevas y las montañas

soy un azor en la penumbra boscosa

soy toda la arena de los desiertos.

No tengo objetivos

no tengo sentimientos

yo soy el sentimiento

y mis pies no tocan el suelo

salvo cuando son los de un felino

cazador.

Más hermosa que la respiración

más libre que los volcanes

a veces sumergida

y otras elevada.

Me dan risa los pecios de las profundidades

me burlo de la estela de los aviones

porque yo ya no soy yo.

No me preocupa el tiempo

no me preocupa la muerte

no siento el sufrimiento

no hay lágrimas en mis ojos

porque mis ojos ya no son ojos

soy los colores del arco iris

soy la humedad de las nubes

soy el frío de la nieve

los deliciosos témpanos del pico de las montañas.

Y vuelo, sobrevuelo, os sobrevuelo

mis pies no tocan el suelo.

Atravieso el aire

atravieso el sonido

atravieso los colores

porque yo ya no soy yo

soy lo etéreo de los suspiros

no soy un deshecho material

soy mis sueños

los bosques, los mares, la música de los glaciares

soy el caos inequívoco

la libertad absoluta

soy los siglos, la eternidad comprendida

no tengo enemigos, ni amigos ni dios ni futuro

no se me pega mi sudor, ni el tuyo… no soy de piel

porque yo ya no soy yo.

Soy algo diferente e intangible, más que todo y lejos de todos

invisible, chiflada bailarina del cielo.

Y tú… endiabladamente humano

¿cómo has logrado que deje de volar en mis sueños?

 

Anuncios

5 comentarios en “YO YA NO SOY YO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s