CONVERTIDA EN ECO

 

rayuela-imagen-3-pajaros

 

Me gustaría haber hablado con ella, del modo en que siempre he querido hacerlo, desde mi sinceridad a su racionalidad, desde mi lado amable a su tercio receptivo; sin embargo era difícil dialogar con alguien encofrado en una armazón de cemento, con los brazos en cruz y la mirada del viajero cansado de vivir a sabiendas de su destino. Hubiera sido reconfortante brindarle mi apoyo, como documento de pago de amistad sincera, si se hubiese dejado, hubiera sido un nexo más que añadir a todo el tiempo  que durante pedazos de siglos hemos aprovechado juntas.

Era de la clase de gente que pasa por tu vida en raras ocasiones, que marca y deja un rastro difícil de seguir, aunque su pegada sea profunda, como la que dejaba aquel monje de una novela de Umberto Eco, aunque nada tengan que ver los personajes ni sus propósitos.

Se había pasado la vida aprendiendo y buscando el lado amable de las cosas, era bondadosa y respetuosa, la niña de los ojos de cualquier padre, la amiga incondicional, la que cualquier momento lo vuelve alegre. Su corazón era noble, y del corazón sabía mucho, sabía todo lo que debe permitirse a un corazón y también aquello que nunca debía probar, lo había analizado todo, y lo había visto, también lo había soñado en pequeñas dosis.

Cuando el amor la despertó, como en toda historia injusta, éste fue oscuro y retorcido, convirtió su personalidad en algo afilado y mordaz, ella no lo sabía pero se había vuelto una persona triste, una mezcla de lo que era y de lo que nunca había querido ser.

Si un día la encontráis, con la suerte que eso conlleva, os pido el favor amable de un amigo, hacedla volver a lo que era, nunca permitáis que como a ella, un amor le corte aquellas venas que van de un corazón al de otros, agarradla fuerte para que nunca más se pierda.

Para que este cuento no se convierta en ECO.

Anuncios

2 thoughts on “CONVERTIDA EN ECO

  1. Bonito relato, con mucho sentimiento. Desgraciadamente la vida es así, si no es una amor es otro tipo de experiencias pero la gente cambia y se aleja, incluso dejan atrás todo lo que fueron transformándose en algo irreconocible. Pretender volver atrás es bello, pero utópico.
    Me ha encantado. Y por cierto, geniales vuestros nuevos avatares Game of Thrones, bestiales, yo quiero uno!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s