La educación sentimental (I)

Nunca supe entender su predilección por los coches antiguos y las bicicletas de época, destartaladas, que recuperaba de los garajes más oscuros para volver a poner en plena calle, bajo los ojos de una sociedad que aún no le tenía el pulso tomado al rescate de lo ahora denominado vintage. Será por eso que su…

O MUNDO INICIANDO…

    Hai días que arrecenden a petróleo malia á chuvia que cae… deses nos que parece que o único ó xeito sería emburullarse nun cobertor a cadros vermellos, e desaparecer nas fondas branduras do sofá, vendo filmes de serie B ou debuxos animados dos oitenta. Días nos que o ordenador nunca deixa de iniciar, falla…

BERLÍN

Ás veces vaise de turista a lugares novos e vólvese lembrando sitios. Ás veces vaise de viaxe con amigos e vólvese lembrando momentos. Así hai cidades das que gravamos unha praza e hai outras das que gravamos unha conversa. Nunca se dirá as suficientes veces que non importa o lugar, importa a compaña. E calquera…

Salvoconducto

  Es de las que tiene la belleza en el interior. Por fuera es fea, demacrada  y está marcada por la desolación y lo anodino que tan bien consiguen remarcar los cielos lánguidos del invierno, que con un gris similar al suyo encapotan la frialdad de un pulso que late aceleradamente lento y es fiel reflejo…