CORRER Y NO CORRERSE: RUNNERS QUE NO FOLLAN, O SOCIÓPATAS POSTMODERNOS

2014-09-01 19.19.32-17

Hace unos años decidí salir a correr. Me duró la aventura mucho menos que el novio que por entonces la propuso. Aprendí bien la lección: las actividades en pareja son ideales para que la pareja bien emparejada se desempareje. Y sin falta alguna, a tales efectos, de buen desemparejador (o desemparejadora) que la desempareje.

Retomé el viejo hábito en el 2012,  dominada por la tendencia mainstream de lo saludable, y por los mensajes que blogueras buenorras colgaban en Instagram: platos hiperproteicos servidos en vajillas vintage, fotos de piececitos dentro de tenis marca “runners” y todo ese rollo “smile”. ¡¡Que asco dan las chicas monas que siempre están guapas!!

Al principio trotaba con mi perro. El pobre, estupefacto, no entendía hacia donde carajo iba, pues según su olfato canino pareciera más bien que estuviésemos trazando absurdos círculos al parque. En aqullos días, no aguantaba más de 15 minutos, entre canción y canción. Después estiraba sobre algún banco, que lo flipas con el estilo: parecía como mínimo campeona Nacional de Atletismo. Las caras hay que ponerlas, ya me entendéis.

Poco a poco, los 15 minutos pasaron a ser 20, y 45, luego 90… y al final… lo difícil no es buscar fuerza de voluntad para salir de casa. Lo difícil es encontrarla para parar y regresar.

No caeré en el espíritu motivacional. Evitaré decir que hacer “footing” o “jogging” (como en los ochenta) no es huír, sino emprender la marcha hacia metas cada vez mayores, superando tus propios miedos y límites. Y UNA MIERDA. Yo salgo a correr, simple y llanamente, para escapar. Cagando hostias.

Porque mientras corro los latidos de este cuerpecito no los marcan ni las obligaciones de chica buena ni las frustaciones de chica mala. Los marcan mis piernas y mi grado de activación adrenérgica. Hasta que, cuando el dolor parezca impedirte dar un paso más, lo mandes a tomar por el puto culo, y sigas. Sigas huyendo.

Porque mientras corres, no piensas, solo te dejas llevar.

Porque si te dejas llevar lo suficiente, y vas más allá de ti misma… el chute de endorfinas hace que vueles. Y lo digo literalmente. Después de los 10 quilómetros, siempre tengo la mística sensación de no tocar el suelo con los pies. Cualquier día me mato contra una farola. Mientras tanto, es lo mejor que la vida me ofrece. Aunque creo que tales efectos psicotrópicos tienen que ser semejantes a los que proporcionan ciertas sustancias alucinógenas…  me la suda. Abandono mi alma gustosamente a este demonio deportivo. Todita entera.

Si algo voy aprendiendo es que, como dicen los libros de autoayuda y mi tía abuela Vitorina, en la vida depender de alguien es un error. Así que intento por todos los medios formarme mi propio nido de amor conmigo misma y yo, mi, me conmigo… queriendo pero con fronteras, ofreciendo pero con límites, y recibiendo pero sin esperar jamás. Metiendo la pata una y otra vez, tanto y tan profundo que a veces las torpezas me quiten el sueño, y tenga que echarme unas carreras para que se me pase el cabreo conmigo misma. Por eso corro. Y al carallo. Lo seguiré haciendo mientras no me rompa en pedazos. Duela lo que duela. Cueste lo que cueste. Llueva o truene. Porque en la soledad absoluta del dolor fibrilar y la taquicardia, soy completamente feliz, y esa felicidad me la sudo solita. No hay nadie al lado.

Y voy concluyendo colegas míos, hermanos de locura: Como no creo en la autosatisfacción sexual y de la heterosatisfacción ya me he aburrido, por ahora y mientras no me convenzan de lo contrario, prefiero correr a correrme.

Fin de la historia.

Anuncios

5 comentarios en “CORRER Y NO CORRERSE: RUNNERS QUE NO FOLLAN, O SOCIÓPATAS POSTMODERNOS

  1. Tu sigue, a algún sitio llegarás, tanto en la carretera como en la cama. Si necesitas un personal tainer de esos, pues aquí estoy yo… para cualquiera de las dos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s