HACERSE MAYOR O EL SEXO ORAL. VAMOS A MORIR!!

  Hoy me han salvado de la muerte medio segundo y 3 metros. No sé si Dios ha intercedido… sinceramente lo dudo. Tengo la maldita costumbre de la prisa constante, así que a menudo acelero. Demasiado. Sin ser casi consciente. Puede que esté predestinada a matarme así… lo pienso con frecuencia… no me he vuelto loca,…

EL CORAZÓN DE LOS MUERTOS

STAY ALIVE!!!! Nunca acabaré de entender quién soy, y tampoco por qué, para qué o por quién vivo. Pero eso es algo que ya no me interesa. He decidido dejar de devanarme los sesos con preguntas sin respuesta. Simplemente aprovecho la rutina unos días, otros la rompo a conveniencia, visito el mar con frecuencia y…

HOMENAJE A SILVIO

Ojalá… “Ojalá” significaba nada, hasta que Silvio la cantó… “ojalá se te acabe la mirada constante la palabra precisa, la sonrisa perfecta ojalá pase algo que te borre de pronto una luz cegadora, un disparo de nieve” Ojalá… Decían. Le hablaba a un dictador, y ahora, a quien quiera yo. Hoy, que te pienso, a ti.…

ASI QUE ME FUI A LA PLAYA.

Mientras sufro un terrible cólico espiritual, y hallándome completamente desubicada ante el caos circundante, el coche es un guardaespaldas legítimo. Tan legítimo como matarse a pastillas. O a chocolate. Y una mujer cualquiera (o sease:  yo)  se pone el cinturón, enciende la radio, despotrica un rato de la música en España, y arranca. Tras sintonizar…

CORRER Y NO CORRERSE: RUNNERS QUE NO FOLLAN, O SOCIÓPATAS POSTMODERNOS

Hace unos años decidí salir a correr. Me duró la aventura mucho menos que el novio que por entonces la propuso. Aprendí bien la lección: las actividades en pareja son ideales para que la pareja bien emparejada se desempareje. Y sin falta alguna, a tales efectos, de buen desemparejador (o desemparejadora) que la desempareje. Retomé…

23 DE ABRIL. DÍA DEL LIBRO

Si es que hoy en día hay días para todo: el día de la felicidad, el día del orgasmo femenino, el día que te planchas el pelo y llueve… En serio, si todavía queda algún día desparejado en el calendario, huérfano de conmemoración, rogaría al señor que se encarga de estos trámites que tuviera en…

Libremente

  Siempre amé los libros. Desde pequeña. Desde antes de aprender a leer ya los consideraba unos objetos de culto, algo que mimar y tener cerca, manosear, acariciar con el amor de una madre, abrir, destripar con la frialdad de un cirujano. Me atraían sus portadas lisas y sus páginas rugosas u opacas, siempre repletas…