CAZAR COLORES

Hace varios días que llueve sin cesar. Mientras el autobús del colegio apuñala charcos, yo me convierto en timonel de un velero, y surco el mar de mi infancia. Las nubes se vierten sobre los campos, inesperados lagos rodean al pueblo, y un hermoso mundo acuático se sobrepone a la realidad. No es posible que…

HOMENAJE A SILVIO

Ojalá… “Ojalá” significaba nada, hasta que Silvio la cantó… “ojalá se te acabe la mirada constante la palabra precisa, la sonrisa perfecta ojalá pase algo que te borre de pronto una luz cegadora, un disparo de nieve” Ojalá… Decían. Le hablaba a un dictador, y ahora, a quien quiera yo. Hoy, que te pienso, a ti.…

ASI QUE ME FUI A LA PLAYA.

Mientras sufro un terrible cólico espiritual, y hallándome completamente desubicada ante el caos circundante, el coche es un guardaespaldas legítimo. Tan legítimo como matarse a pastillas. O a chocolate. Y una mujer cualquiera (o sease:  yo)  se pone el cinturón, enciende la radio, despotrica un rato de la música en España, y arranca. Tras sintonizar…

DÍAS RANCIOS

Yo… con los oídos sordos las orejas bajas y la cabeza alta; muda la boca mis dos ojos locos y como salmos viejos, los labios rancios. Yo… con el cuerpo entumecido y el sexo adormecido… aunque ya no llore, ni implore seguiré brindando con vino por tu olvido. Mientras el mundo duerma y la luna baje a…

Las horas

A caso, ¿no es el tiempo perdido el que más nos llena? Me lo pregunto a menudo, aunque no tanto, durante los minutos vacíos que se escapan como granos de arena en la clepsidra de las horas ermitañas; cada uno como un pensamiento errante que transporta dudas ligeras que se posan en el fondo de…