ENTRE COMALA Y MACONDO, HAY UN BARCO QUE SURCA EL MAR

  Hoy tengo la firme intención de alcanzar la playa, y dejarme llevar por las olas hasta puertos lejanos. Perderme en muelles repletos de marineros con tatuajes, que lían tabaco recostados contra la puerta de las tabernas. En esos lugares aún es posible  creer en nuevos mundos, las brújulas marcan el norte, salvo que se…

LAS NOCHES EN EL SÓNAR

    Cuando la noche empieza a besarse con la ciudad, los bares se llenan de gente invisible. Gente que se cruza sin mirarse, o mirándose demasiado. Que va y viene, con los sentidos aletargados a fuerza de cervezas y ginebra. La mayoría no es consciente de dónde se encuentra exactamente, de por qué carajo ha…

TE REGALO UN FINAL

Dicen que me he vuelto incrédula y suspicaz.  Pero lo único que hago es compartimentar mis afectos, sin esperar demasiado de nadie.  No se trata de incredulidad y menos aún de suspicacia, se trata de pragmatismo, pura economía de mercado:  qué se me oferta, y qué puedo demandar. Dónde se labra el afecto real, y…

MAR DE NIÑOS

  El mejor despertar es el que sucede frente al mar. La mejor sonrisa pertenece siempre a un niño. Por lo tanto, la asociación de ambos eventos no puede culminar sino en un estado de tranquila felicidad, y tomado todo en conjunto, se entiende que no desee más que irme a la playa. En ocasiones…

Guerra y paz

  Nunca llegamos a comprendernos bien. Nos tendíamos la mano como quien tiende la ropa, en un hilo tenso y expuesto al sol y al viento, tanto que en la inclemencia del tiempo se nos dilataban las noches entre palabras y silencios, dejando en el aire un vago vaho hecho de suspiros y bostezos vueltos…

Correr y no correrse (2)

  En este salón hay demasiada luz. La luz es un problema cuando sobra, así que me levanto y bajo las persianas. A mi derecha descansa el móvil, la muñeca izquierda sujeta por una pulsera con sensor de movimiento. Grilletes creados por modernos mercaderes de esclavos. Al fin y al cavo son solo sutiles metodologías (¿o tecnologías?), manipulaciones futuristas…