ERES PRINCESA MUERTA

      Yo podría ser una princesa. De proponérmelo. Pero de eso se trata precisamente. Que no me lo propongo. No me sale del m..oño. De hecho, odio a las princesas y a las muñequitas. A no ser, claro está, que tengan menos de 15 años y lo sean por derecho propio, sin alardes ni estridencias. Las…

ASI QUE ME FUI A LA PLAYA.

Mientras sufro un terrible cólico espiritual, y hallándome completamente desubicada ante el caos circundante, el coche es un guardaespaldas legítimo. Tan legítimo como matarse a pastillas. O a chocolate. Y una mujer cualquiera (o sease:  yo)  se pone el cinturón, enciende la radio, despotrica un rato de la música en España, y arranca. Tras sintonizar…

El quinto elemento

Existen personas que llevan historias en las entrañas e historia en la mirada, tanto que cada gesto que hacen parece una sucesión espontánea de narraciones susurradas a la memoria común. En esas personas, el peso de familia y la tierra es tan grande como el tronco robusto de un árbol genealógico de raíces profundas que…

Thirteen

  Hay un fondo de verdad en toda cosa, y toda cosa se compone de un conjunto de verdades. La verdad va tan estrechamente unida a Mocuishla que es difícil no considerarla su blasón y su arma, tanto que es fácil imaginarla como una moderna Atenea, portadora del escudo de Medusa. Con esta última también…

Travesuras de la niña mala

Dicen los sabios que “lo que gusta es lo que somos”. A Elementha le gusta “travesuras de la niña mala”, esa novela de Vargas Llosa que te hace sentir simpatía por un personaje que, a priori, tiene la etiqueta de malo pero que, en realidad, dulce y pausadamente acaba siendo el protagonista de los momentos…