EDIFICIO 16, 2ºA

    Si no recuerdo mal, era la época en que aún sabías cómo quitarme el vestido verde. Desdibujabas el medio para focalizar tu mirada en mis ojos grandes, y habías aprendido a susurrarme al oído con la única intención de perturbarlo hasta el desnudo. Aquellos tiempos de compartirnos entre tazas de chocolate frío. Tú…

Bebidos y vividos

  Nos gusta estar borrachos, para qué negarlo con falacias. Buscamos la ebriedad con ahínco y desganas a la vez. Estamos hechos de agua, y el fermentar de los días que pasan nos hace surgir la necesidad de recuperar simbiosis con elementos que, como nosotros, pierden la pureza para encarroñarse y devenir líquidas sustancias cargadas…

Un mapa en el vaho

Los dedos pasean como las ideas: acarician cantos de copas, se enroscas en selvas de cabellos, sumergiéndose en botes de miel se empapan en densidades que después quieren probar lo labios y rozar las lenguas. Pero lo que siempre me fascina es su capacidad de conectarse con nuestras sensibilidades más ocultas y dispersas, traduciéndolas en…

LUNES

  Líneas rectas, comisuras, ángulos, sombras color sepia. Voces apagadas, besos que se encierran, frenesí de luz. Tapices repletos de caricias, desnudos, sonrisas, deslices. Meretrices robando almas, torturas en camas almidonadas. Matices de un mundo raro…pinceladas del desconcierto… Papel mojado, despistes del tiempo, voluptuosidad,  aliento.   Una calle estrecha, plazas abarrotadas, bares noctámbulos tiendecillas en…

Viaje al fin de la noche

    Tan sólo se vislumbraban barreras. Al subir por la pendiente de grava dominaban los muros y el perfume almizclado de la tierra que dormía acurrucada en el aire salino. Pero la verdad es que yo tenía los ojos cerrados. Avanzaba con una inercia danzante: zapatos en mano y de puntillas, haciendo de vez…

Una mesa de por medio

    Es curioso lo cerca que pueden estar dos personas cuando hay una mesa de por medio. A veces, ese ambiente de bar a media luz, con música de fondo de pantalla de los noventa, es más propicio para la intimidad que una cama llena de intenciones y vacía de promesas.  Las tazas van…