Las horas

A caso, ¿no es el tiempo perdido el que más nos llena? Me lo pregunto a menudo, aunque no tanto, durante los minutos vacíos que se escapan como granos de arena en la clepsidra de las horas ermitañas; cada uno como un pensamiento errante que transporta dudas ligeras que se posan en el fondo de…

TEMPO NÚ

Coido que foi entón… Cando de súpeto… todo estivo escuro, por un intre os vellos do mundo enteiro, agardaron na portela dos camposantos na negrura xeitosa acubilláronse a durmir os meniños. As mulleres e os homes espidos, quixeron enguedellarse a eito. Non puido ser antes, nin despois. Tivo que ser daquela… O momento xusto. Detivéronse…

EL RELOJ DE PARED

Un gran reloj de cuerda colgado sobre el azulejo, justo encima del televisor Philips. Como un patrón en el altar mayor. Atrevido, sereno, consecuente. Cuando lo conocí, era mucho más alto que yo, y me observaba desde arriba retándome: “no te atrevas a darme cuerda, niña, solo él tiene ese derecho”, me decía en voz…